Atrás

Zuloaga defiende una cooperación al desarrollo feminista, diversa y participativa en la presentación de III Plan Director

El Consejo cántabro de Cooperación ha dado luz verde al documento estratégico que se aprobará en Consejo de Gobierno y fija el marco para los próximos cuatro años


Santander – 29.11.2022

El vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha abogado hoy por una cooperación al desarrollo participativa con todos los agentes implicados; feminista que contribuya a la eliminación de la vulneración de derechos y la violencia contra las mujeres, y diversa que favorezca sociedades más abiertas, inclusivas y tolerantes.

Un modelo de cooperación que se fijó al comienzo de la legislatura y aparece recogido en el III Plan Director de Cooperación al que el Consejo cántabro ha dado luz verde esta tarde y que “consolida y refuerza el compromiso de las políticas de cooperación” y fija el “marco estratégico para los próximos cuatro años”.

Zuloaga ha asegurado que la cooperación cántabra “tendrá como eje central a las personas” y la ayuda humanitaria ocupará un lugar preferente. “No podemos olvidar el incremento de conflictos que estamos viviendo y de desastres causados por el cambio climático”, ha señalado el vicepresidente.

“El III Plan Director refuerza el valor de la cooperación como respuesta a las vulneraciones de derechos humanos”, ha señalado el vicepresidente, que ha reiterado su convencimiento de que “de las crisis solo se sale cooperando”.

Zuloaga ha agradecido y reconocido la intervención en la elaboración de este Plan de los agentes sociales y todos los sectores implicados en la cooperación al desarrollo en Cantabria que son “parte activa” para “reimpulsar las políticas de cooperación en la Comunidad Autónoma” que en 2023 alcanzaran la máxima inversión hasta el momento, con más de 4,5 millones de euros en los Presupuestos Generales de Cantabria destinados a esta área.

Ha explicado que, tras recibir el informe favorable del Consejo, el III Plan Director será aprobado en Consejo de Gobierno y posteriormente presentado en el Parlamento de Cantabria para su aplicación en 2023.

También ha explicado que desde la Dirección General ya se está analizando la nueva ley de Cooperación que ha aprobado el Gobierno central con el objetivo de poner en marcha “todas las palancas” que recoge la norma para las CCAA.

El vicepresidente ha explicado además que este III Plan está orientado a implicar y asumir desde las instituciones, partidos políticos, sindicatos, ONGD, Universidad de Cantabria, empresas y sociedad civil la política pública de cooperación.

“Desde el Gobierno promoveremos alianzas con todos los agentes de la cooperación en Cantabria, para trabajar con la participación y en la elaboración de instrumentos de apoyo, planificación, mejora y evaluación que permita desarrollar una política de cooperación al desarrollo de calidad”, ha añadido.

Por su parte, la directora general de Cooperación, Silvia Abascal, ha explicado al Consejo el contenido de este documento que es un instrumento de planificación comprometido con países empobrecidos y poblaciones en situaciones de vulnerabilidad, “a partir de una gestión coherente y eficaz, a través del fortalecimiento, la alianza y compromiso de la totalidad de agentes de la comunidad”.

Según ha asegurado el objetivo es “contribuir a la erradicación de la pobreza, la promoción del desarrollo humano sostenible, justo y equitativo, y la defensa de los Derechos Humanos, desde una ciudadanía crítica, participativa y corresponsable”

América del Sur, Centroamérica y el Caribe, Mediterráneo y Magreb y África Subsahariaba serán las zonas geográficas prioritarias y los grandes objetivos se focalizan en proyectos de educación para el desarrollo y la transformación social, y en acción humanitaria.

Además, ha valorado el que por primera vez se incluyan mecanismos de seguimiento y evaluación de su ejecución.