Atrás

Brigadas Internacionales de Paz, El Faradio y el proyecto Red_era, ganadores de la I edición de los Premios de Cooperación Internacional ‘José Félix García Calleja’

El vicepresidente Pablo Zuloaga ha elogiado la figura del director general y la decisión “valiente” de apostar por una política “absolutamente necesaria”


Santander – 02.12.2021

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, ha concedido los I Premios de Cooperación Internacional ‘José Félix García Calleja’ a Brigadas Internacionales de Paz y El Faradio, en la categoría de ‘Innovación en Cooperación Internacional’, y al proyecto Red_era en la categoría ‘Lidera el emprendimiento social y solidario’.

Durante la entrega de premios, el vicepresidente y consejero Pablo Zuloaga, ha puesto en valor la labor llevada a cabo por el primer director general de Asuntos Europeos y Cooperación al Desarrollo para que Cantabria sea “punta de lanza” en esta materia a raíz de una decisión “valiente” de amparar bajo la vicepresidencia una política “absolutamente necesaria y que ha marcado una historia desde entonces”.

En este sentido, el vicepresidente ha insistido en que los primeros pasos en Cooperación al Desarrollo fueron “de su mano” pero “hoy estamos aquí para dar cuenta de que fueron ciertos, firmes y nunca hacia atrás”. “Hoy estamos reconstruyendo algo que estuvo en tela de juicio” y ha agradecido a los premiados el trabajo realizado para demostrar que la cooperación “es necesaria” y que Cantabria “ha sido, es y será una tierra solidaria para preservar los derechos humanos”.

Pablo Zuloaga ha tenido también palabras de elogio hacia Lola Gorostiaga por poner al frente a una persona “irrepetible” y hacia la que “todos sentimos admiración y agradecimiento”.

Durante su intervención, el vicepresidente ha hecho referencia al momento actual en el que nos encontramos y, especialmente, el que la crisis sanitaria evidencia que “ola tras ola, salimos si salimos todos, de nada valen los porcentajes de vacunación si no avanzamos en la misma línea en otras partes del mundo”, de ahí que, en su opinión, la solidaridad “hay que practicarla”.

Como ejemplo, ha recordado que Cantabria ha sido una de las comunidades autónomas que ha sabido gestionar las vacunas para que aquellas que no podían ser utilizadas pudieran emplearse en otros países. “Hemos sabido actuar a tiempo y eso no lo pueden decir todos los territorios”, ha enfatizado.

Además, ha puesto en valor el hecho de que de forma “activa”, Cantabria haya destinado 100.000 euros para la adquisición de vacunas con destino a países en vías de desarrollo. “Venimos haciendo un esfuerzo porque se hable de cooperación, una política absolutamente necesaria y que necesita volver a ocupar un espacio”. “La inversión es necesaria, es justa y es algo que la sociedad cántabra reclama” y, por ello, ha felicitado el trabajo y la gestión llevado a cabo por la directora general de Cooperación al Desarrollo en un momento en el que la crisis sanitaria lo ocupa todo.

La presentación del acto ha corrido a cargo de la directora general de Cooperación al Desarrollo, Silvia Abascal, que ha recordado que los premios nacen con “el deseo” de que los galardones que se entreguen, sean un “reconocimiento” por parte de la Sociedad Cántabra a las personas, organizaciones, instituciones, empresas y medios de comunicación, que vienen realizando una labor destacada con su apoyo y compromiso en la lucha contra la pobreza, en la defensa de los Derecho Humanos, la igualdad, las prevenciones de conflictos, la construcción de culturas de Paz, y con el Desarrollo Humano Sostenible.

Se trata, según ha dicho, de “visibilizar la seña de identidad de la Cooperación Cántabra” y es que, después de la Covid-19, “hemos visto ese papel fundamental de la cooperación internacional para contribuir a cerrar brechas de desigualdad entre territorios y dentro de los mismos”. “Ahora más que nunca, la solidaridad entre los individuos, sociedades e instituciones constituye una manera inteligente de abordar los desafíos comunes a los que nos enfrentamos”, ha destacado.

Silvia Abascal también ha tenido palabras de reconocimiento hacia José Félix García Calleja y Dolores Gorostiaga al recordar que fueron impulsores de la Ley de Cooperación y de los programas de cooperación, en definitiva, del asentamiento las bases de la Cooperación Cántabra dando los “primeros pasos” en una gestión “más justa” frente a los desafíos al desarrollo, considerando “de justicia” que estos premios llevaran el nombre del director general, una decisión apoyada por “todos y cada uno de los actores implicados en la cooperación en Cantabria”, ha resaltado.

Además de la entrega de galardones, durante el acto, que ha reunido a numeroso público, ha tenido lugar la visualización de un vídeo de saludo y recuerdo a José Félix García Calleja de manos de Leire Pajín, que fue Secretaria de Estado de Cooperación en aquella época.

El premio que han recibido los galardonas es una pieza de joyería en plata que ha sido realizado en colaboración con la Escuela de Arte Roberto Orallo como “apuesta por los artistas cántabros y por la artesanía, para que sea una opción real de trabajo y sea una apuesta por un tejido productivo que es una alternativa real de crecimiento y desarrollo para Cantabria”, ha destacado la directora general.  

Brigadas Internacionales de Paz

Han recibido el galardón, tanto por su consolidada trayectoria, que cumple ya 40 años luchando por los derechos humanos a nivel internacional, como por su destacada e innovadora forma de hacerlo, al trabajar en pro de los derechos vulnerados de aquellas personas defensoras que son amenazadas.

Cabe destacar en estos 40 años el protagonismo de Cantabria en la construcción de este mecanismo de protección. Varias personas de Cantabria formaron parte de los equipos de los proyectos de Colombia, Méjico y Guatemala.

En Cantabria ya existe un grupo permanente de personas voluntarias desde los años 80, contribuyendo desde Cantabria a la estrategia internacional de la ONG ´s.

Dolores Gorostiaga ha entregado el premio a Susana Fernández Ramos.

El Faradio

El jurado ha decidido premiar a este medio periodístico por combinar un periódico digital y un programa de radio, y por ser un medio destacado no solo por su trayectoria si no por su influencia social en la divulgación de temas sociales de actualidad cántabra.

El cambio de agenda que promueve El Faradio pasa por la incorporación de nuevas voces al relato informativo, o por situar voces ya existentes en un nivel mayor. Además, según ha reflejado el jurado, es un medio de comunicación que da un seguimiento a la evolución de los temas y a estas nuevas voces referentes, permitiendo así que pasen a formar parte estable del universo temático de la comunidad.

Así, asuntos como los desahucios, la acogida de refugiados, los delitos de odio, las manifestaciones feministas, la precariedad laboral, los proyectos de cooperación, las luchas medioambientales, los proyectos de empresas o las programaciones culturales se convierten en en noticia principal de portada en el periódico digital o de apertura y debate en el programa de radio.

Ha recogido el premio Oscar Allende de manos de la directora general de Cooperación al Desarrollo.  

Proyecto Red_era

Según ha resaltado el jurado, uno de los retos a los que nos enfrentamos en estos tiempos es conseguir ideas innovadoras y sostenibles que contribuyan a promover la resolución de los retos que tenemos como sociedad y lograr un desarrollo más justo, social, medioambiental y económicamente es uno de ellos. Por eso han considerado que el proyecto ganador es Red_era.

El proyecto tiene como eje central el asociacionismo de las mujeres, empoderándolas y otorgándolas la oportunidad de reciclarse laboralmente para mejorar sus condiciones socio laborales y su red social, así como incentivando que una profesión en declive siga teniendo relevo generacional, y por otro lado haciendo una labor clave en el reciclaje el fomento de la economía circular y el emprendimiento solidario , con  una apuesta por el consumo responsable para el cuidado del planeta y nuestros mares a través de la reutilización de las redes, dándoles una segunda vida.

El objetivo es abrir nuevas vías de ingresos y mejoras en el estado de bienestar de estas profesionales de la mar, lo que puede hacer que este oficio sea más sea más atractivo para las nuevas generaciones.

Manuel Redondo, del Centro Internacional Santander Emprendimiento, ha entregado el premio a Silvia González.