null El programa Vacaciones en Paz aumentará su cuantía hasta alcanzar 35.000 euros, la mayor de la legislatura
Izq. Jatri Adduh, Presidente del Parlamento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) junto a Francisco Fernández Mañanez, Consejero de Educación, Cultura y Deporte (dcha.).

Fernández Mañanes ha ratificado el compromiso del Ejecutivo regional con la causa del pueblo saharaui, tras un encuentro con el presidente su Parlamento, Jatri Adduh.

 


El Gobierno de Cantabria reafirma su compromiso con el pueblo saharaui en su lucha por respaldar una salida al conflicto con el Gobierno de Marruecos que aporte una solución duradera como establecen las diferentes resoluciones internacionales. Así se lo ha transmitido el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, al presidente del Parlamento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Jatri Adduh a quién también ha comunicado que el programa 'Vacaciones en Paz' este año incrementará su cuantía hasta alcanzar los 35.000 euros, la mayor de la legislatura.

El Ejecutivo de Cantabria mantiene varias líneas de cooperación con el pueblo saharaui manteniendo a este colectivo como objetivo prioritario dentro del II Plan de Cooperación al Desarrollo de Cantabria y en la convocatoria de subvenciones que se llevan a cabo desde la Dirección General de Juventud y Cooperación al Desarrollo de este año. Además, todos los veranos familias cántabras acogen a niños y niñas saharauis participantes en el programa 'Vacaciones en Paz', procedentes de campos de refugiados. Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo del Gobierno de Cantabria, está gestionada por las ONGD Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria, en colaboración con la Delegación Saharaui, y desde su implantación en 1995, cerca de 700 niños y niñas han pasado por nuestra región.

Mañanes ha asegurado que a través de esta iniciativa se posibilita que durante un par de meses estos menores "se olviden de las duras condiciones de vida de los campamentos", donde la mayoría de la población vive en tiendas de campaña sin agua corriente, con unas condiciones climatológicas extremas, y dependiendo casi exclusivamente de la ayuda humanitaria exterior, y que en Cantabria puedan reciban atención médica y suplir las carencias nutricionales que puedan sufrir.

En este sentido, el presupuesto para el programa 'Vacaciones en Paz' asciende este año a 35.000 euros, una aportación que se realiza mediante un convenio de colaboración con las dos ONG que lo gestionan, "lo que permite un trabajo conjunto con las entidades solidarias, incrementando su presencia social en Cantabria". Esta cuantía ha mantenido una tendencia de crecimiento en los tres últimos años, en 2017 pasó de 15.000 euros a 20.000, y el pasado año se concedieron 30.000 euros. Además, otras de las acciones solidarias que lleva a cabo el Ejecutivo de Cantabria es el apoyo al programa de soberanía alimentaria con 15.000 euros.

El Gobierno regional también financia la Comisión Sanitaria de Cantabria, formada por personal del SCS y del Hospital Santa Clotilde, que lleva a cabo intervenciones quirúrgicas y forma a personal sanitario local en el Hospital Nacional de Rabuni y en el Hospital Mixto El Bol-la, ambos en Tindouf. 

 

Fuente: Gobierno de Cantabria