Órganos e Instrumentos de la Cooperación Cántabra

La Ley de Cooperación Intenacional de la Comunidad Autónoma de Cantabria establece los órganos competentes en la política de Cooperación Internacional al desarrollo y atribuye a cada uno de ellos atribuciones en esta materia.

I. ORGANOS RECTORES

  • Parlamento

  • Consejo de Gobierno

II. ORGANOS EJECUTIVOS

  • Consejería competente en Cooperación Internacional al Desarrollo. Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte.

  • Dirección General competente en Cooperación Internacional al Desarrollo. Dirección General de Cooperación al Desarrollo.

III. ORGANOS CONSULTIVOS

  • Consejo Cántabro de Cooperación Internacional al Desarrollo.

  • Comisión de Coordinación de la política de Cooperación Intrenacional al Desarrollo.

INSTRUMENTOS : la política de Cooperación Internacional al Desarrollo de la Comunidad Autónoma de Cantabria se articula a través de los siguientes instrumentos: (Art.14 Ley 4/2007, de 4 de abril).

  1. Cooperación técnica. Incluye cualquier modalidad de asistencia dirigida a la formación y calificación de recursos humanos en el país receptor. La cooperación técnica se lleva a cabo a través de acciones, programas y proyectos de educación y de formación; de investigación y de desarrollo tecnológico; de intercambio de expertos y la provisión de servicios; de información, documentación, intercambio, asesoramiento, consultoría y estudios, y, en general, de todo aquello que contribuye a elevar las capacidades de las personas y mejorar las organizaciones sociales y los marcos institucionales en los países beneficiarios.

  2. Cooperación económica y financiera. Consiste en aportaciones a proyectos o programas cuyo objeto sea la estructuración de los sectores básicos de la sociedad receptora.

  3. Ayuda de emergencia. Tiende a satisfacer, en un primer momento, las necesidades humanas en situaciones provocadas por catástrofes naturales o humanas, falta de materias primas esenciales o acontecimientos análogos, para aligerar el sufrimiento de las poblaciones vulnerables y contribuir a su supervivencia. Se entienden también como ayudas de emergencia las inmediatas para atender a las personas refugiadas y desplazadas como consecuencia de catástrofes naturales o humanas.

  4. Ayuda humanitaria. Consiste en acciones de asistencia, protección, rehabilitación y reconstrucción a favor de las poblaciones, teniendo especialmente en cuenta situaciones agravadas por catástrofes naturales o provocadas por conflictos armados, así como a la prevención de riesgos que reduzcan la vulnerabilidad de las poblaciones, el restablecimiento de sus derechos, y la potenciación de las capacidades de desarrollo de las comunidades afectadas.

  5. Educación para el desarrollo y para la defensa de los derechos humanos. Comprende cualquier tipo de acciones cuyo objetivo sea la promoción, el respeto y la protección de la vida, la libertad, la dignidad, la igualdad, la seguridad, la integridad física y la propiedad del individuo, de los valores democráticos y para la construcción de la paz.

  6. Sensibilización social. Consiste en el conjunto de acciones que favorecen una mejor percepción de la sociedad hacia las causas y los problemas que afectan a los países empobrecidos, y que estimulan la solidaridad y la cooperación activas con éstos.

  7. Formación para la cooperación al desarrollo. Consiste en la capacitación de las personas que, por su compromiso o su profesión, se dedican a la cooperación al desarrollo, articulada preferentemente a través de los agentes de cooperación.

  8. Investigación para el desarrollo. Comprende la producción y el intercambio de recursos humanos de conocimiento para el estudio de las causas y soluciones de la situación de países del sur al objeto de potenciar su sistema productivo económico, social e institucional.